Humanizando los Cuidados Intensivos

Write a review
  • En oferta
  • Precio habitual $50.00


Humanizando los Cuidados Intensivos.Actualmente, se vive un cambio de paradigma mundial, donde las personas resurgen como centro del sistema. Algo tan simple, obvio e intrínseco a la especie humana como es la vida y la relación entre las personas, y que durante años pasó a un segundo plano. Hablamos de humanizar ese vínculo entre personas que se encuentran en situaciones vitales diferentes y que confluyen en el mismo escenario: el sistema sanitario. Probablemente, muchos lectores se sorprendan y sientan esta corriente humanista como una contracción, ya que quizás nunca debió perderse esta cualidad tan básica en las profesiones sanitarias; pero no menos cierto, es que basta con visitar cualquier centro de atención primaria o por un hospital para observar esta realidad. Por un lado, están las personas enfermas, en situación de duelo por la pérdida de salud y, por tanto, vulnerables y con incertidumbre. Ellos tienen contacto con el sistema sanitario por necesidad y no vienen sin nada, traen una historia de vida. Les acompañan sus seres queridos, su fuente de apoyo y esperanza, y quienes mejor conocen al paciente y pueden dar ese amor y acompañamiento tan necesario, pero, por otro lado, tan regulado. También están los profesionales, formados y preparados durante años a nivel técnico y entrenados para curar y salvar vidas; desencantados y desmotivados en muchas ocasiones por muchos motivos que deshumanizan, o bien, que no les permite trabajar como hubieran deseado. Cuidar a todas las partes que conviven en el sistema sanitario a diario (pacientes, familiares y profesionales) es una necesidad y el camino hacia la construcción de un sistema sanitario excelente, y nos obliga a todos a enfocarnos en los problemas particulares de cada protagonista, dar respuesta a sus necesidades y comprender que el equilibrio depende del bienestar de todos los implicados, y que también, es responsabilidad de todos. No podre¬mos curar a todas las personas, pero seguro que podemos mejorar los cuida¬dos que realizamos. A pesar de todo, se puede afirmar sin ningún tipo de duda, que se vive mejor que en el pasado. Las necesidades básicas del ser humano, en la mayor parte del mundo, están cubiertas, y la dignidad de la persona no sufre una enorme cantidad de problemas que en anteriormente atentaban contra la vida misma. Esta esa es la frase clave sobre la que centrar el significado de humanizar la asistencia sanitaria: la dignidad de las personas. Por ello, vamos a intentar explicar qué significa humanizar, qué cosas deshumanizan y qué es la humanización de los cuidados intensivos.